Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



domingo, 26 de abril de 2015

Madrid: La «salvaje» conquista de las motos

El factor humano es uno de los aspectos más e importantes en la seguridad vial de los conductores. Ésta es una de las principales conclusiones que se desprenden del último informe del RACC «Motos en zona urnbana de Madrid», en el que examinan los hábitos y costumbres de los motoristas, la accidentalidad y las infraestructuras de circulación de la ciudad.
En los últimos cinco años, Madrid ha registrado un aumento del parque de motos de un 9%, hasta alcanzar las 185.000 unidades, y un aumento del tráfico del 10%. Partiendo de este dato, el RACC «examina» a los moteros con el objetivo de mejorar la convivencia de éstos con el resto de madrileños.
El análisis refleja que algunos hábitos de los motoristas han mejorado en los últimos años, como adecuar la velocidad en curva, circular por un solo carril sin hacer zigzag o respetar los tiempos de los semáforos. Sin embargo, la auditoría publicada recientemente, también «saca los colores» a los motoristas, ya que revela que éstos empeoran en otras cuestiones como que más de la mitad (el 51%) no señaliza los giros en cruce con los intermitentes; una costumbre que maximiza el riesgo de impacto lateral con otros vehículos. El estudio desvela además que, aunque no son mayoría los que adelantan de forma ilegal (avanza posiciones por el sentido contrario mientras se encuentra en una cola de semáforo) –son un 23% que equivale a unos 37.000 motos– el dato ha aumentado en los últimos cinco un 53%. Además, el estudio resalta que en situaciones de tráfico intenso aumentan estas maniobras ilegales.
El director técnico de la Fundación RACC, Lluis Puerto, mostró su preocupación por otra de las cifras que subraya el estudio: casi el 20% de las motos analizadas circulan por encima de la limitación de velocidad establecida de 50 km/h en ciudad. Puerto destacó que estos malos hábitos por parte de los motoristas «preocupan», ya que «la motocicleta te proporciona más movimientos, giros más pequeños y es más flexible y rápida», pero también tiene un indice mucho mayor de sinistralidad que el de un vehículo. En conrecto, según este infome, en Madrid el 39% de las víctimas graves son motoristas.
La auditoría realizada en la ciudad de Madrid desvela que ya que se han cosechado algunos éxitos en los comportamientos de los usuarios de motocicletas como la circulación en zig-zag, que ha disminuido en un 70%, reduciendo las posibilidades de accidente. Así, sólo un 15% de las motos no respetan los carriles de circulación habilitados y realizan cambios de carril de forma continuada sin hacer uso de los intermitentes. Esta maniobra con cambios frecuentes de carril hace que los turismos perciban con menos claridad el entorno y pierdan la visibilidad de los motoristas. Se trata de una situación de riesgo debido a las probabilidades de que el motorista quede en un ángulo muerto de visibilidad cuando un turismo se disponga a efectuar alguna maniobra.
Otro de los datos positivos que arroja el informe es que los excesos de velocidad en curva han disminuido notablemente en el último año (2014), y sólo un 5% de los motoristas realizan esta maniobra que pone en riesgo tanto a ellos mismos como a peatones.
De igual forma, el arranque prematuro con semáforo se reduce en un 78% y pasar por el cruce cuando está en ámbar o en fase roja se ha reducido en un 76%.
En general, el estudio revela que se ha conseguido disminuir los malos hábitos aumentando el parque total de estos vehículos en un 9% y el tráfico un 10%. Puerto cree que este aumento se debe a varios aspectos, entre ellos el cambio de costumbres en los individuos y la crisis. Con este transporte se reducen los costes, tanto en el consumo como en el mantenimiento, y se gana en competitividad. «Con la moto te puedes mover de forma individual con unos precios muy competitivos», señala el director técnico de RACC.
Otro de los aspectos que interfieren directamente en la movilidad de las motos en la zona urbana de Madrid son las infraestructuras viarias. En relación a éstas, el informe desvela que casi la mitad de usuarios tienen que hacer varias maniobras para llegar al espacio designado para esperar a que el semáforo se ponga en verde (zonas avanzadas para las motos en los cruces).
Aunque quizá uno de los principales problemas que encuentran los conductores de los vehículos de dos ruedas es el aparcamiento; y es que, según el RACC, la oferta de zonas de estacionamiento de motos en la calzada sólo cubre el 3,4% del total del parque. Además, este hecho provoca que las aceras se llenen de ciclomotores y motocicletas dificultando el paso y el acceso a los viandantes.
Las «trampas»
En relación al pavimento, éste se encuentra en general en un estado «adecuado», según el RACC; aunque Puerto resaltó que en la inspección realizada se detectó que cada 275 metros de vía urbana se encontró una irregularidad en el firme que puede ser motivo de caída para el motorista. Por ello, desde el RACC insisten en la necesaria ampliación progresiva de plazas de estacionamiento y en la revisión de los puntos de riesgo en el firme.
En cuanto al «estado» de las motocicletas que circulan por Madrid, el RACC ha determinado que el parque es bastante moderno: el 80% de los vehículos tiene la tecnología Euro III (la mejor disponible para este tipo de vehículo) y se encuentra en condiciones de mantenimiento aceptable. Sólo un 6% de las motos produce un ruido elevado y sólo sería necesario renovar el 16% de las motos por este motivo.
Por último, Puerto destacó que para una convivencia exitosa entre los turismos y motocicletas es indispensable tener en cuenta al motorista y que «no dejen de hacerse campañas de concienciación».
La mortalidad sube en los últimos años
La siniestralidad es uno de los aspectos más débiles en este tipo de transporte. En el estudio, se señala que en Madrid se producen siete víctimas graves a la semana y una muerte al mes de promedio. El pasado 2013, once motoristas fallecieron y casi 400 resultaron gravemente heridos.Los motoristas se ven implicados en mayor número de accidentes que los turismos y, además, sus lesiones son de mayor gravedad. Las cifras en cuanto a los fallecidos no son nada positivas: en 2013 se han duplicado en comparación con los datos de 2012. La tasa de muertos y heridos graves por cada 1.000 motos es de 2,20 en la Comunidad de Madrid. Como se desprende del gráfico, los heridos graves se han mantenido en una tendencia estable. Las cifras de 2009 no se han vuelto a repetir aunque las cifras del último año todavía reflejan una siniestrabilidad demasiado alta. (Información completa)


www.larazon.es

No hay comentarios: