Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



viernes, 27 de febrero de 2015

Cinco años de tratamiento psiquiátrico para un motorista por ir a 143 km/h por Vigo

La juez le impone la medida al absolverlo, con una eximente completa, ya que sufre psicosis

Un máximo de cinco años de tratamiento médico en régimen abierto en un sanatorio psiquiátrico de Vigo y diez años de privación del derecho a conducir vehículos y ciclomotores. Se trata de las medidas impuestas por la titular del Juzgado de lo Penal número 2 de Vigo a C.J.C.E., quien fue sorprendido circulando a 143 kilómetros por hora por la avenida de Europa -donde el límite máximo es de 50 km/h- y bajo los efectos de los fármacos diazepam y nordiazepam. Pese a considerarse probada la autoría, la magistrada absuelve al motorista del delito de conducción temeraria al aplicar la eximente completa de enajenación mental: el motorista sufre un cuadro de psicosis delirante crónica y persistente que, se señala en la sentencia, anula "la capacidad de conocer y obrar" del acusado.

En el juicio celebrado a principios de mes el hombre ya evidenció durante su interrogatorio la evidente sintomatología que presenta a consecuencia de su patología. "Soy agente especial, soy guardia civil desde 1984, esto es una pantomina", afirmó entonces en una declaración confusa. La Fiscalía ya había solicitado en esa vista oral que se declarase la exención de responsabilidad penal del acusado y se le aplicase una medida de seguridad de libertad vigilada consistente en tratamiento psiquiátrico, además de la retirada del carné. Y la juez dictó sentencia en coincidencia con lo planteado por el Ministerio Público.

Los hechos se remontan a la mañana del 15 de marzo de 2014. C.J.C.E. fue sorprendido pilotando una motocicleta Honda CBR 600 RR por la avenida de Europa a más de 140 kilómetros por hora. Además de dar positivo a dos tipos de fármacos, los agentes observaron que el hombre presentaba "inequívocos signos externos" de estar bajo los efectos de los mismos, ya que se mostraba nervioso y con el rostro tembloroso, además de desorientado y con una "excesiva locuacidad" (Información completa)

www.farodevigo.es

No hay comentarios: