Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



domingo, 15 de febrero de 2015

Las multas se disparan desde que Tráfico usa sus cámaras y radares para controlar la ITV

La DGT utiliza su sistema de videovigilancia y los cinemómetros fijos para verificar si los vehículos han pasado la inspección técnica obligatoria


Las cámaras de la DGT no sólo tienen ojos para la circulación, ni los radares para la velocidad. Desde hace unos meses, Tráfico utiliza su sistema de videovigilancia y algunos cinemómetros fijos desplegados en la red de carreteras del Estado para controlar si los vehículos que circulan por ellas han pasado la inspección técnica obligatoria (ITV). El efecto ha sido inmediato: las multas se han disparado.

Los rent a car, desbordados por el aluvión de denuncias

Los rent a car aseguran estar desbordados por el aluvión de denuncias que están recibiendo desde que la Dirección General de Tráfico (DGT) ha ajustado los márgenes de sus radares y los utiliza también –al igual que las cámaras de vigilancia de las carreteras– para controlar los vehículos que han pasado la ITV. Varias empresas radicadas en la provincia así lo confirman y se muestran preocupados por la situación. El problema, dicen, es que las estaciones de ITV donde se pasa la inspección están congestionadas y no dan abasto ante la avalancha de solicitudes. «Tengo una flota con más de mil vehículos y sólo me dan, como máximo, una cita por jornada. ¿Cómo puedo tener todos los coches al día? Es imposible, pero porque no me dejan», se queja amargamente un empresario malagueño.

Las estadísticas a las que ha tenido acceso este periódico reflejan un fuerte incremento de las denuncias, aunque es imposible conocer la cifra exacta, ya que las multas por carecer de la ITV están englobadas en un cajón de sastre donde se incluyen todas las infracciones relativas a los vehículos, no a los conductores.

Si se atiende a ese apartado concreto del anuario sancionador de la DGT, el aumento es exponencial. En 2013, en Málaga, las denuncias motivadas por los vehículos –la inmensa mayoría de ellas, reconocen en la Jefatura Provincial, son por no haber pasado la ITV– alcanzaron las 26.032. En 2014, ascendieron a 38.527. Es decir, se han impuesto 12.495 más que el año anterior. La sanción es de 200 euros.

El récord de multas no es de extrañar a la vista de la cifra de infractores que circulan a diario por las carreteras malagueñas. Unos 150.000 automóviles y casi 24.000 motocicletas matriculadas en la provincia transitan sin haber superado este requisito, según la última memoria publicada por la empresa pública Verificaciones Industriales de Andalucía (Veiasa), que gestiona las estaciones autorizadas por la Consejería de Economía, Innovación y Ciencia de la Junta. El parque móvil de turismos actual supera las 745.000 unidades, a las que se suman 120.000 motos.

Para cazar a todos estos infractores, la DGT ha instalado un programa para leer las matrículas, llamado ITICI, en algunas de las cámaras que usa para el control de las carreteras y el recuento de los vehículos. No obstante, se usa de modo aleatorio, esto es, el sistema no está operativo en todos los pórticos , aunque hasta ahora Tráfico no ha aclarado cuáles son los puntos de control. En el caso de los radares, la revisión se realiza sólo a los conductores denunciados por exceso de velocidad; al fotografiar su matrícula, se comprueba también la inspección técnica. Si la tiene caducada, recibe dos multas en lugar de una. (Seguir leyendo)


www.diariosur.es

No hay comentarios: