Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 26 de agosto de 2015

OCU estima un ahorro de hasta 549 euros para obtener el carné de conducir en función de la autoescuela

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) advirtió este miércoles de que hay "notables diferencias" de precios entre las autoescuelas de las ciudades españolas que permiten que los consumidores, eligiendo de forma adecuada y en función del número de clases, puedan ahorrar hasta 549 euros en la obtención del carné de conducir.

Esta es una de las conclusiones de un estudio realizado por la Organización de Consumidores y usuarios (OCU) que analiza los precios de 321 autoescuelas en 25 ciudades españolas.
El coste total de obtención del carné de conducir es la suma de distintos conceptos como la matrícula, el material didáctico necesario, el curso teórico, las clases prácticas, el certificado médico, las tasas de examen de tráfico y los gastos de tramitación o gestión del expediente. 
Sin embargo, OCU señala que es el número de clases prácticas necesarias para aprobar el examen lo que condiciona en mayor medida el coste final del carné de conducir. Dependiendo del perfil del usuario, el coste medio es de 671 euros para aquellos que necesiten solo 15 clases prácticas. Este importe ascendería a 834 euros para aquellos que dan 20 clases y a 1.412 euros para los que se ven obligados a recibir 35 clases.
OCU advierte que los precios varían notablemente entre ciudades, alcanzando diferencias de hasta el 180% entre la ciudad más cara y la más barata. 

LA CORUÑA, LA MÁS BARATA

De las 25 ciudades del estudio en el caso en el perfil medio de 20 clases prácticas, La Coruña es la ciudad más barata (558 euros), seguida de Sevilla (572 euros), Badajoz (576 euros) y Gijón (582 euros). 
Por el contrario, Albacete (995 euros), Logroño (1.080 euros) Gerona (1.258 euros) y especialmente San Sebastián (1.575 euros) son las ciudades donde más caro resulta sacarse el carné de conducir.
Asimismo, el ahorro medio en el perfil medio de 20 clases prácticas es de 370 €, lo que supone un 35% del coste del permiso de conducción, aunque de nuevo las diferencias entre ciudades son importantes.
Destacan localidades como San Sebastián (544 euros), Madrid (566 euros), Logroño (706 euros) y sobre todo Gerona (762 euros) con ahorros por encima del 40%. Mientras, en Tenerife (203 euros), Valencia (202 euros), La Coruña (151 euros) y sobre todo Albacete (117 euros) son las ciudades donde los consumidores tienen menos oportunidades de ahorro.

FALTA DE COMPETENCIA

Sin embargo, hay excepciones a estas diferencias de precios, ya que OCU ha detectado que en varias ciudades hay grandes coincidencias de precios que ponen de manifiesto una “grave falta de competencia”. En Tenerife y Salamanca, pero sobre todo en Murcia y Albacete, hay “grandes coincidencias” de precios en la matrícula y las clases prácticas, entre las distintas autoescuelas. 
“Esta coincidencia de precios no tiene otra explicación que la existencia de prácticas contrarias a la libre competencia”, apuntó OCU, que ha denunciado ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC)la existencia de estas prácticas que perjudican los intereses de los consumidores. 
En este sentido, ha solicitado a la CNMC que abra una investigación que determine la existencia de acuerdos de precios y sancione a las empresas participantes en los mismos.
Ante esta situación, OCU recomienda comparar antes de pagar, preguntar por las clases prácticas, revisar la letra pequeña y hacer cálculos del tiempo de obtención del carné. (Información)

www.teinteresa.es

1 comentario:

Esteban dijo...

Estos "estudios" son una falacia que sólo sirven para hacerse publicidad gratuita OCU y FACUA. Siempre olvidan que entre autoescuelas y profesores hay diferencias sustanciales a la hora de impartir las clases y, que para un mismo alumno, a igual precio, esas notables diferencias tendrán un claro reflejo en el importe final de la factura que será diferente según el método, la experiencia, las ganas de enseñar y hacer bien su trabajo, la honestidad, la entrega, la flexibilidad, el respeto al alumno a su tiempo, esfuerzo, dinero y circunstancias, etcétera. Factores que las mencionadas organizaciones nunca valoran a pesar de ser los verdaderamente determinantes.

Las mencionadas asociaciones de consumidores me han contestado en alguna ocasión por escrito y correo ordinario a la réplica que yo les hice varias veces a sus “estudios” (no tengo a mano las cartas ahora, pero las tengo), entre otras cosas, ambas se copiaban diciéndome que la calidad de la enseñanza se daba por hecho ya que todos los profesores y autoescuelas reunían los requisitos legales para ejercer. A lo que volví a contestar preguntándoles si ellos mismos enviaban a sus hijos a cualquier colegio (todos cumplen los requisitos), a cualquier médico (todos tienen un título igual de válido), etcétera. Ya no tuve respuesta alguna. Y todos sabemos que en esas cosas y muchas otras elegimos, siempre que podemos, y no sólo nos guiamos porque estén, teóricamente, igual de cualificados.

Ustedes, como funcionarios examinadores, saben bien todo esto y mejor que nosotros porque con el tiempo nos van conociendo a todos; nosotros, los profesores, apenas si nos conocemos porque ni tenemos ocasión.
Un saludo.