Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 21 de junio de 2016

Cataluña espera el permiso para que su helicóptero con radar pueda poner multas

Necesita que el Centro Español de Metrología, dependiente del Ministerio de Industria, homologue el sistema para empezar a sancionar por exceso de velocidad

Los helicópteros “Pegasus” vigilan desde hace unos años las carreteras de España para detectar infracciones al volante. En Cataluña, el Servicio Catalán de Tráfico de la Generalitat también contrató los servicios de un helicóptero, pero le falta un permiso para que pueda volar con un radar que mida la velocidad de los vehículos.

En marzo de 2015 El Confidencial Autonómico contó que el Servicio Catalán de Tráfico, dependiente del Departamento de Interior, había sacado a licitación el contrato para fletar un “helicóptero biturbina con sistema de captación, grabación y transmisión de imágenes”.

La Generalitat contrató ese helicóptero por nueve meses a 1,2 millones de euros, y lo equipó con cámaras de vídeo con infrarrojos, visión nocturna, en color... y “sensores para la detección y el cálculo de velocidades”, es decir, un radar que registre desde el aire a qué velocidad circulan los coches.

Permiso de un organismo del Ministerio de Industria

Recientemente del Servicio Catalán de Tráfico renovó la licitación del servicio de fletamento de este helicóptero. Sin embargo, un año y dos meses después de comenzar a volar, el helicóptero todavía no cuenta con el permiso para utilizar ese radar para poner multas.

Desde el Servicio Catalán de Tráfico explican a ECA que están pendientes de que el radar consiga la homologación que entrega el Centro Español de Metrología, un organismo dependiente del Ministerio de Industria y encargado de mantener los patrones de las unidades legales de medida.

La ‘DGT catalana’ precisa de esta homologación para que su radar esté validado para comenzar a sancionar y poner multas a los conductores que superen los límites de velocidad establecidos, como hacen los helicópteros Pegasus de la Dirección General de Tráfico desde hace algunos años.

Mientras tanto, el helicóptero contratado por el Servicio Catalán de Tráfico no permanece parado: vuela sobre las carreteras de la comunidad autónoma con otras funciones de control del tráfico. En los pliegos de contratación del helicóptero ya se indicaba que sus objetivos eran la “vigilancia del tráfico, seguimiento de dispositivos de medidas de tráfico en operaciones especiales y de inspección einformación viaria”.

Precisamente la semana pasada el consejero de Interior, Jordi Jané, anunció que este helicóptero ha incorporado otra cámara de precisión que se dedicará a captar imágenes de conductores que circulen hablando o escribiendo por el teléfono móvil y que no lleven puesto el cinturón de seguridad.

Fuente: Confidencial Autonómico

No hay comentarios: