Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



miércoles, 1 de junio de 2016

Soria: La despoblación y la crisis acechan a las autoescuelas

La situación es comprometida y entre las medidas a adoptar figura una reestructuración del sector y la colaboración asociativa. El sector de las autoescuelas en la provincia de Soria está en una situación «limite», según admite su presidente, Andoni Martín.

El profesional de la educación vial cita cuatro motivos como las principales causas del delicado estado por el que atraviesan las empresas de este sector que ven cómo el número de permisos de conducir se desploma desde el año 2008, cuando se registró la cifra más alta, con 1.712 carnets, frente a los 949 de 2014 y los 1.006 de 2015, según datos facilitados a este periódico por la Subdelegación del Gobierno.

«El descenso es bastante notable», reflexiona Martín, quien equipara la caída provincial con el descenso nacional, donde llega incluso al 52%. En el caso local, el desplome se cifra en un 41,2% al comparar las cifras del ejercicio del inicio de la crisis con 2015 y un 44,5% con respecto a 2014, y eso que en 2015 hubo un ligero repunto, ya que se expidieron 1.006 permisos.

Pese a este reducido aumento, para Martín el sector de la educación vial en la provincia, donde trabajan 16 autoescuelas, «está en crisis». Entre las causas, este profesional cita, además de la recesión económica, el descenso demográfico, el retorno de los inmigrantes y la competencia ya que la pérdida de empleo en los centros ha provocado la apertura de nuevos negocios. «La despoblación y la pérdida de jóvenes en la provincia» limitan el mercado para las autoescuelas, que, según relató Martín, también sufre la reducción de clientes por la merma de ciudadanos inmigrantes, que además de ser jóvenes pueden tener descendencia.

La incidencia poblacional en la contabilidad de las autoescuelas es indisimulable, pero como apuntó el presidente de las autoescuelas sorianas no es el único factor. En este sentido, explica que «paradójicamente», en estos años en los que se expiden menos carnets «hay más puertas de negocios» abiertas como consecuencia de que trabajadores del sector que han perdido el empleo han optado por constituir su propio negocio al quedarse en paro.

«La atomización del sector es brutal», afirma Martín, quien mostró su preocupación por la calidad que puedan recibir los aspirantes a aprender a conducir y los que quieren obtener el permiso de conducir. «Este incremento de negocios puede llevar a que pueda haber un déficit en la formación que se imparte en el sector y puede comprometer impartir una educación vial de calidad y es que si una persona recibe mejor formación podrá ser un mejor conductor, lo cual es muy importante», remarcó el representante del sector en la provincia.

En este escenario, Martín reconoció que, aunque existen problemas que se escapan a la asociación y el control directo de las empresas, sí cree conveniente «analizar todo correctamente para lograr un diagnóstico lo más preciso posible y poner un tratamiento adecuado, no es sencillo pero es conveniente plantearse una reestructuración si queremos mantener los estándares de calidad».
Esta reflexión es posterior a medidas adoptadas de manera individual por los profesionales del sector que tienen libertad para fijar sus honorarios, salvo las tasas obligatorias, que son iguales en todas las autoescuelas.

«Los ajustes de precios se han ido haciendo, las características de los centros no son iguales y algunos pueden afrontar esta situación mejor que otros», explicó Martín, quien añadió que «cada uno debe ajustar como mejor lo pueda hacer».

El presidente de las autoescuelas sorianas afirmó que la competencia entre los centros es una realidad constatada que en otras provincias incluso ha terminado en sanciones económicas por ciertas prácticas dudosas por pactos de precios.

Al margen de la reconversión que se puede aplicar en este sector que en la última década expide menos de dos permisos de conducir cada día, el representante de las autoescuelas sorianas también sugirió que los profesionales del sector apuesten por el asociacionismo porque «resulta más sencillo establecer canales de comunicación ante una problemática común para todas las autoescuelas que posibilite luchar en conjunto, es necesario mentalizarse y colaborar».

También solicitó el compromiso de la administración a fin de garantizar poder realizar exámenes en un tiempo coherente, aunque en la provincia de Soria, según Martín, la cifra de examinadores existentes garantiza que puedan programar pruebas cada semana. En este sentido, Martín afirmó que Soria lidera el ránking de provincias en cuanto a que los exámenes se pueden desarrollar con menor frecuencia de tiempo.

Fuente: Diario de Soria

No hay comentarios: