Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 6 de junio de 2016

Serratella (Castellón): El pueblo con sesenta coches por habitante

La Serratella, municipio castellonense de 101 vecinos, es la segunda localidad de España con más vehículos por residente con 5.934 matriculados en 2015

Acoge a 101 habitantes, pero en su ayuntamiento se matricularon 5.934 utilitarios durante el año pasado. Se trata del pueblo de la Serratella, uno de los «paraísos fiscales» que utilizan las empresas de alquiler de vehículos en territorio nacional. De hecho, la localidad castellonense es la segunda de toda España con más vehículos de nuevo ingreso por residente durante el ejercicio 2015, con una media de casi 60 coches por persona. Solo Aguilar de Segarra (Barcelona), con más de 84 unidades por vecino, cuenta con un porcentaje mayor.

Así lo confirman los datos de un reciente informe confeccionado por técnicos de la asociación de Automovilistas Europeos Asociados (AEA) que han identificado casos similares al de la Serratella en toda España. En el listado también aparecen la Puebla de San Miguel „en la provincia de Valencia, con más de 12 utilitarios por residente„ y Relleu „en Alicante, con más de 20.000 matriculaciones durante el año pasado en una población con poco más de 1.000 personas.

Mario Arnaldo „presidente de AEA„ atendió ayer a Levante-EMV y explicó que «lo que ocurre es algo totalmente legal. Son casos que se suceden desde septiembre del año 2000, cuando se eliminaron los distintivos provinciales en las matrículas. Antes de eso lo más normal era que las firmas de alquiler matricularan sus flotas en las zonas donde iban a ser utilizados los vehículos. Se hacía raro, por ejemplo, ver coches con matricula de Madrid en Barcelona y viceversa. Sin embargo, luego todo cambió y ahora las cosas son diferentes. Seré claro: Es posible que la gran mayoría de los casi 6.000 coches dados de alta en el pueblo castellonense durante 2015 no vayan a circular nunca por sus calles».

La situación descrita por Arnaldo es similar en todos los casos. Empresa y ayuntamiento negocian entre ellos utilizando el marco legal a su favor. Tras llegar a un acuerdo, la firma privada decide ubicar en la pequeña localidad una oficina „no tiene ni que ser un local, basta con un cajón en una sede municipal„. El consistorio reduce el importe del impuesto al mínimo, añadiendo a su vez la máxima bonificación que permite la ley. Los pocos residentes se benefician también de la rebaja y el ayuntamiento genera recursos extra gracias a la aportación de la empresa.


«Es legal y todos ganan»

«Todos ganan con la situación, el pueblo tiene mayores ingresos anuales y la empresa se ahorra bastante dinero. Y todo es legal, como en los paraísos fiscales. No hace falte irse a Panamá para ver cómo funcionan», explicó el portavoz de Automovilistas Europeos Asociados.

Los datos son claros: un vehículo medio paga una tasa de 60 euros en cualquier ciudad, importe que puede bajar de los diez euros en estos «casos especiales». «Con flotas de miles de vehículos las cuentas están claras. El director financiero de una firma que cierra un acuerdo de este tipo se ha ganado el sueldo, la verdad», apuntó el portavoz de AEA.

En términos cuantitativos, destacan los números de los municipios madrileños de Robledo de Chavela „con 33.878 vehículos en un núcleo urbano de 3.955 vecinos„, Moralzarzal „32.583 unidades, 12.213 vecinos„ y Alcobendas „30.057 coches, 113.055 residentes.

«La verdad es que se suelen repetir casi los mismos nombres año tras año, aunque también hay alguna entrada. Es cierto que algunos casos son muy llamativos porque la media de vehículos por habitante es muy alta, pero si nos vamos a los datos globales podemos ver que el ahorro de las empresas es mayor en tres o cuatro zonas», prosiguió.

Por último, desde la asociación automovilista alertan sobre la «competencia» entre consistorios que se ha desatado durante los últimos años a la hora de «pescar» a las empresas de alquiler de coches. «Se está dando como un efecto llamada», asevera Arnaldo.

«En un municipio se apuesta por estas prácticas y en el pueblo vecino ven que las cosas salen bien. Lo que puede ocurrir es que deciden copiar el modus operandi, ofreciendo condiciones ventajosas o prestaciones de algún tipo a la firma de capital privado», añade.

Fuente: El Mercantil Valenciano

No hay comentarios: