Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



viernes, 17 de junio de 2016

Víctimas de tráfico piden que su testimonio sea obligatorio en autoescuelas

Representantes de asociaciones de víctimas de accidentes de tráfico han propuesto hoy que sea obligatorio para obtener el carné de conducir oír en las autoescuelas el testimonio de los afectados por esta siniestralidad y han reclamado un pacto de Estado que dé prioridad a la seguridad vial.

Las presidentas de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (Aesleme), Mar Cogollos, y de Stop Accidentes, Ana Novella, y el vicepresidente de la Asociación de Lesionados Medulares y Grandes Discapacitados Físicos (Aspaym), José Ramón del Pino, han realizado estos planteamientos en la jornada del décimo aniversario del permiso de conducir por puntos de la DGT.

Mar Cogollos (Aesleme) ha dicho que el carné por puntos ha contribuido a cambiar actitudes de los conductores que lo hacen mal y ha añadido que ella como psicóloga ha comprobado cómo lo que más llega a los conductores que van a los cursos de recuperación de puntos es el testimonio de las víctimas.

Por ello se ha preguntado por qué no se impone este tipo de testimonios en las autoescuelas para sacarse el permiso de conducir.

Mar Cogollos ha mostrado su preocupación por los reincidentes tras pasar por cursos de recuperación de puntos y ha comentado que el hecho de que haya 140.000 conductores que circulan solo con cinco puntos del total de quince 800.000 con diez, según datos de la DGT, hace que ella sospeche que pueda haber quienes no sepan que no les queda ninguno.

Por otra parte ha abogado por programa específicos de recuperación para los que son sancionados por conducir tras consumir alcohol y drogas ya que su problema de adicción no se cura con los cursos de recuperación de puntos.

Por su parte, Ana Novella (Stop Accidentes) ha recordado que la implantación del carné por puntos y de los cursos de recuperación supusieron que las víctimas salieran a la luz y dejaran de estar aisladas, escondidas y olvidadas.

Ha comentado que inicialmente el sistema generó rechazo pero luego se ha aceptado y se ha demostrado que se ha reducido la siniestralidad aunque haya sido por miedo a perder los puntos pero "bienvenido sea ese miedo porque salva vidas".

Ana Novella considera que aún no hay suficiente concienciación y que los resultados en este campo se consiguen con "represión".

También ve necesario que el testimonio de las víctimas se dé en las autoescuelas como requisito para obtener el permiso de conducir y para ver de primera mano las consecuencia de una mala conducción.

Igualmente ha mostrado su preocupación por los casos de conductores que simulan en los cursos de recuperación de puntos haberse concienciado y luego vuelven a reincidir y ha coincidido en dar un tratamiento aparte a los casos de adictos a alcohol o drogas.

Asimismo ha recordado que otra asignatura pendiente es la introducción de la seguridad vial en el currículo escolar, lo que a su juicio debe ser una apuesta de futuro para inculcar civismo para la convivencia entre peatones, ciclistas, motociclistas y conductores del resto de vehículos.

José Ramón del Pino (Aspaym) ha apostillado que "cala más hondo el testimonio de un lesionado que el de cualquier otra persona en un curso por muy preparada que esté".

Fuente: La Vanguardia

No hay comentarios: