Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



viernes, 4 de diciembre de 2015

El Estado cubrirá a todos los coches en caso de inundaciones y terremotos



El Consorcio de Compensación de Seguros dará cobertura a todos los vehículos asegurados en caso de siniestros catastróficos, sin excluir aquellos con las pólizas básicas o sólo a terceros como ocurría hasta ahora. Un proyecto de Orden Ministerial amplía la protección que disfrutaban sólo los asegurados cuya póliza protege los daños en el coche, motocicleta o camión propio a todo el universo de vehículos.

El cambio de régimen se plantea a raíz del devastador terremoto de Lorca en 2011, el más grave ocurrido en 30 años en la telúrica zona. El seísmo de la localidad murciana es el tercer mayor siniestro en la historia del Consorcio de Compensación, con 503,13 millones de euros indemnizados; solo superado por las inundaciones en 1983 en el País Vasco, Cantabria y Navarra -consumieron 807,66 millones- y el ciclón extratropical Klaus que azotó el norte del país y el sur de Francia y costó 541,11 millones.Para disfrutar de esta garantía, las pólizas aplican un recargo en el precio en favor del organismo público (3,5 euros en el caso, por ejemplo, de turismos), que el proyecto normativo extiende igualmente a los seguros con coberturas básicas.
Giro tras el terremoto de Lorca

El grueso fueron compensaciones a víctimas del terremoto y por edificios colapsados o con desperfectos materiales, pero puso en evidencia la necesidad de proteger a todos los vehículos ante los masivos partes por roturas bajo los cascotes de los dañados inmuebles.

La ausencia de protección -el seguro privado no cubre catástrofes- obligó al Gobierno a buscar una solución ad hoc, que deriva en la propuesta de cambio de la norma.

Los automóviles suelen originar muchas de las reclamaciones que cubre el organismo público: algunas muy excepcionales como terremotos, maremotos, erupciones volcánicas o caídas de cuerpos siderales y aerolitos, pero otras de mayor ocurrencia como es el pedrisco e inundaciones por lluvias, deshielo o desbordamiento de ríos.

Precisamente, en las inundaciones acaecidas entre el pasado 17 y 25 de octubre por las tormentas torrenciales en la provincia de Las Palmas y en la costa andaluza, por ejemplo, 650 de los 2.600 siniestros han sido en vehículos, según estimaciones preliminares recogidas por organismo en su web. El resto corresponderían a viviendas, comercios e industrias. Otros daños protegidos por el Consorcio, al margen de los meteorológicos, son aquellos ocasionados por actos terroristas, tumultos populares u ocasionados por las Fuerzas de seguridad.
Franquicia contra pícaros

El cambio normativo establece además una franquicia del 7 por ciento de la cuantía indemnizable en 
"seguros contra daños en las cosas y de responsabilidad civil en vehículos terrestres automóviles". Es decir, el cliente asegurado deberá asumir dicho porcentaje del conjunto de costes compensables.

Su inclusión y la del recargo, a instancias de la propia industria aseguradora, busca evitar la picaresca, explican fuentes financieras. En el sector se temía que si la cobertura se extendía sin coste ninguno, clientes en zonas con riesgo más alto de inundaciones optasen por la póliza económica, de sólo responsabilidad civil a terceros. Incluso se busca desalentar la tentación de corredores de aconsejar los productos básicos como fórmula de fidelización a sus clientes. (Información)

www.eleconomista.es

No hay comentarios: