Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



lunes, 21 de diciembre de 2015

Le piden seis meses de cárcel por dejarle el coche a su primo, menor de edad

El Fiscal también le reclama 3.600 euros de multa a la madre del chaval, que le pidió que se pusiera al volante de un automóvil

Manuel J.F., de 29 años, tendrá que sentarse en el banquillo de un juzgado de lo Penal acusado de coautor de un delito contra la seguridad del tráfico. Le piden seis meses de cárcel. Lo curioso es que él ni siquiera iba al volante de su automóvil el 11 de marzo de 2004, cuando la Policía Local de La Carolina los paró a él, a su tía María y a su primo (e hijo de ésta). El problema es que el que conducía era el primo, menor de edad y por lo tanto no autorizado a conducir un turismo. El Fiscal considera que tanto Manuel como María son coautores o cooperadores necesarios de un delito de tráfico: Manuel por dejarle el coche a un menor y María, la madre, por pedirle que condujese. A la madre le pide una multa de 3.600 euros.

Al mediodía 11 de marzo de 2014, siempre según el relato de hechos que intentará demostrar el Fiscal en un juicio señalado para el próximo mes de enero, María le pidió a su hijo que se pusiera a los mandos de un coche. Lógicamente, el Ministerio Público entiende que sabía que era menor y que no tenía licencia. En la Plaza de San Juan les dieron el alto. El dueño del vehículo no pudo alegar desconocimiento de lo que estaba pasando pues iba también montado en el coche con la madre y el hijo, y según la acusación también sabía que era menor y que no podía conducir.

Sentar en el banquillo a los parientes de un menor sorprendido al volante esa de un hecho absolutamente inusual. «Peculiar y concreto», lo define la fiscal delegada de Tráfico, Manuela Gassó, en un informe en el que se subraya que se sigue el caso con especial interés para ver la sentencia que se dicta sobre los acusados como «cooperadores necesarios».

En los últimos años en la provincia de Jaén apenas si ha trascendido un precedente: en enero de 2014 Carlos Daniel P.Z. fue condenado a pagar una multa de 1.080 euros por un delito contra la seguridad vial. Viajaba en un coche que chocó contra la valla de una nave en Linares. Cuando llegó la autoridad hizo la prueba de alcoholemia, que dio positivo. Lo curioso es que Carlos Daniel no era el conductor del vehículo. Iba de copiloto. Sin embargo, el magistrado Emilio García-Rueda Quesada, titular del Penal 4 de Jaén, lo consideró en su momento cooperador necesario de la conductora, Manuela C.M., a la que dejó ponerse a los mandos a pesar de saber que iba bebida y que no tenía carné de conducir. (Información)

www.ideal.es

No hay comentarios: