Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



martes, 15 de diciembre de 2015

Holanda permite pagar con sexo clases para aprender a conducir

- Para el Ministerio de Justicia holandés, esta práctica no está fuera de la ley

- Tampoco puede ser considerado como un acto de prostitución


"Ofrecer clases de conducir a cambio de sexo no puede considerarse como prostitución". Así lo ha afirmado el ministro de Seguridad y Justicia de Países Bajos, Ard van der Steur (del partido demócrata-liberal VVD). "Al fin y al cabo, los actos sexuales en este caso no se estarían pagando con dinero, sino con clases de conducir", escribía van der Steur en una carta donde daba respuesta a 15 preguntas registradas por el presidente del grupo parlamentario de la Unión Cristiana, Gert-Jan Segers.

En Holanda, donde en hora punta los atascos se producen en el carril bici en lugar de en la carretera, dar clases de conducir a cambio de sexo es una realidad. Se convirtió en noticia en 2014, cuando la policía abrió una investigación a una autoescuela de Rotterdam en la que supuestamente se ofrecían clases a cambio de sexo. A pesar de que los resultados de dicha investigación no se hicieron públicos, la policía advirtió de que era a través de internet donde se negociaba este tipo de acuerdos. A continuación, un ejemplo:

"¡Hola, bonitas mujeres (sin carné de conducir)! Soy un hombre soltero y tengo mi propia autoescuela. A ella pueden acudir mujeres bonitas para sacarse el carné. El pack que ofrezco es completo: incluye todas las clases y los exámenes. La candidata elegida puede venir a las clases hasta que obtenga la licencia. Gestionaremos todo de manera discreta y segura. La mujer que quiera asistir a mis clases deberá vestir ropa caliente (sexy), como medias con ligas. Puede responder a este anuncio si es de Vlaardingen, Schiedam, Delft, Rotterdam, Ridderkerk o Dordrecht; también si viene de más lejos, pero en ese caso tiene que venir sola desde la estación, aunque después de cada lección yo le puedo acercar a su casa. Puede contactar conmigo por e-mail; respondo el mismo día".

En efecto, la transacción clases de conducir-sexo tiene su propia categoría en la página de contactos sexuales (o de empleo, según se mire) más popular del país: SexJobs. Pero no solo para "profesores de autoescuela", sino también para mujeres que ofrecen su cuerpo a cambio de recibir unas cuantas clases:

"Soy una mujer guapa de 42 años que necesita ayuda. No puedo pagar clases de conducir, por eso quiero sacarme el carnet de conducir de esta manera".

"Busco un profesor de conducir en la zona de Nijmegen. Tengo 19 años, soy blanca y rubia, delgada con curvas, copa B de sujetador, cintura fina... Muy sexy. Muy buena en sexo oral y amante de los hombres salvajes. Debido a los altos precios, no tengo forma de pagar por clases de conducir. ¿Qué profesor de autoescuela puede ayudarme? Ofrezco mi cuerpo y mis habilidades a cambio. Si siempre has soñado con una chica rubia y caliente como las de las revistas porno y puedes impartir clases de conducir, contacta conmigo".

Estos anuncios contravendrían la reflexión que hace van der Steur. "Es importante que la iniciativa salga del instructor, que ha de centrarse en ofrecer clases. Luego, el pago se realiza mediante actos sexuales", aclara en su carta. "La prostitución es algo distinto" de las clases de conducir a cambio de sexo, según argumenta, ya que la prostitución comienza "con una oferta sexual de la prostituta a cambio de un pago".
Menores al volante

Diversas organizaciones, entre ellas la asociación de vendedores de automóviles Bovag, ya han pedido al Gobierno que tome medidas para acabar con estas prácticas, especialmente por el miedo de que puedan afectar a menores. En Holanda es posible acudir a la autoescuela desde los 16 años y medio (sí, "y medio", según puntualiza la legislación) y, según alertaba Tom Huyskens, portavoz de Bovag, en declaraciones a la cadena local NOS, "cada vez hay más jóvenes en las autoescuelas que podrían estar involucrados en estos intercambios. No podemos cerrar los ojos".

A ello se ha referido explícitamente el Ministro de Justicia en su misiva parlamentaria. Ha recordado que "cuando profesores de autoescuela ofrecen clases a menores a cambio de sexo, entonces sí que está prohibido", en alusión al artículo 248 del Código Penal neerlandés, que castiga la incitación de menores a ejercer la prostitución.

Para evitar que los menores caigan en las redes de estos peculiares instructores, una de las propuestas que defiende Bovag es que los profesores de autoescuela deban obtener un certificado de buen comportamiento (el conocido en neerlandés como 'VOG', Verklaring omtrent het gedrag, que acredita que no se ha cometido ningún delito que impida realizar un determinado trabajo). (Información)

www.elmundo.es

No hay comentarios: