Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 15 de enero de 2015

Detenido por usar un pinganillo para recibir respuestas en un examen del carné de conducir

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alzira (Valencia) a un hombre por emplear en un examen del carné de coche un pinganillo para recibir respuestas. En concreto, utilizó presuntamente un teléfono móvil oculto en el pecho desde donde enviaba las preguntas del examen y recibía las respuestas por sonido, ha informado la Jefatura en un comunicado.

El hombre, de 44 años y de origen pakistaní, fue arrestado como presunto autor de un delito de falsedad documental, tras finalizar el examen de conducir y localizarle un teléfono móvil oculto y sujeto al pecho y a través de un falso botón aparecía el objetivo que transmitía las imágenes. Recibía las respuestas a través de un "pinganillo".

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías que los examinadores del permiso de circulación habían detectado un número excesivo de aprobados entre ciudadanos extranjeros, a pesar de tener estos dificultad para expresarse en castellano.

Durante las pesquisas, los agentes establecieron un dispositivo en la sede de exámenes en Alzira, en el que detectaron a una persona que mostraba nerviosismo cuando alguno de los examinadores pasaba por su lado. De hecho, apunta la Policía, "estaba más pendiente de sus movimientos que de la pantalla en la que aparecía el examen".

Al finalizar el examen, los policías interceptaron a esta persona y averiguaron que llevaba un teléfono móvil sujeto al pecho con un cinturón y a la camisa mediante un falso botón, por el que aparecía la cámara situada justo a la altura de la pantalla del ordenador donde aparecían las preguntas del examen, así como que llevaba un transmisor colgado al cuello y un auricular por donde recibía la respuesta que le cantaba un tercero desde el exterior.

Asimismo, los agentes comprobaron que el método utilizado estaba preparado para que el examinado no tuviera que hablar ni hacer nada más que enfocar la pantalla del ordenador y oír lo que se le comunicaba por el "pinganillo", por lo que los policías lo detuvieron por un presunto delito de falsedad documental. (Seguir leyendo)

www.europapress.es

No hay comentarios: