Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



jueves, 8 de enero de 2015

Multada por recibir un beso al volante

Un guardia civil justifica una sanción de 80 euros a una joven de O Carballiño en que "mantenía relaciones cariñosas con el acompañante" que limitaban "la propia libertad de movimientos"

"El conductor de un vehículo está obligado a mantener su propia libertad de movimientos, el campo necesario de visión y la atención permanente a la conducción que garanticen su propia seguridad, la del resto de los ocupantes del vehículo y la de los demás usuarios de la vía. A estos efectos, deberá cuidar especialmente de mantener la posición adecuada y que la mantengan el resto de los pasajeros". Ese es el precepto del reglamento general de circulación en el que se basa la multa impuesta la tarde de Reyes a Vanesa Viéitez, una joven de 29 años natural de O Carballiño que fue sancionada con 80 euros por recibir un beso de su novio en la mejilla cuando conducía su coche.

Según el boletín de denuncia elaborado por uno de los dos agentes de la Guardia Civil que le dieron el alto, la chica iba al volante "sin mantener la propia libertad de movimientos". En el apartado de observaciones de la denuncia que resolverá la Jefatura Provincial de la Dirección General de Tráfico (DGT) -y que no acarrea la retirada de puntos del carné-, la autoridad especificó que "la conductora mantenía relaciones cariñosas con el acompañante".

La conductora, que hasta la fecha había recibido alguna sanción por excesos de velocidad, según ella misma reconoce, tiene hasta el 26 de enero para beneficiarse de una rebaja de la multa a la mitad (40 euros) por el periodo bonificado, pero su intención es recurrir. "Da la sensación de que buscaron algo donde no lo hay para recaudar de la forma más absurda. Siento rabia, impotencia e incredulidad", se quejaba ayer.

Pasaban de las cinco y media de la tarde del martes y Vanesa, vecina de O Carballiño pero residente en A Coruña por motivos de trabajo, circulaba en su turismo modelo Ford Fiesta por la carretera OU-206, ya a las puertas del núcleo urbano de O Carballiño (en la zona de Cuatro Caminos, una intersección de acceso) tras recoger a su pareja en su casa.

El lugar de la denuncia se produjo en el kilómetro 1 de la OU-206, tal y como consta en el boletín remitido a la DGT. Según relató la joven ayer a este diario, "a la altura de los Cuatro Caminos me da el alto una patrulla de la Guardia Civil. Acababa de subir al coche, como quien dice, tras andar un kilómetro o kilómetro y medio desde la casa de mi novio, donde lo recogí", en la localidad de Seoane.

Vanesa asegura que detuvo el coche y atendió a los requerimientos de los agentes. "Me pidieron la documentación y el permiso de conducir y yo se lo di. En ese momento yo les pregunto qué ha pasado y un agente me contesta que estaba realizando maniobras raras". La conductora niega, según su versión, que desatendiera la circulación, que se moviera del asiento o dejara de mirar a la carretera. Al escuchar esa justificación del agente del instituto armado, la chica preguntó a qué maniobras "raras" se refería en una zona, prácticamente recta, por la que, según defiende, transitaba "despacio" al encontrarse además la marcha limitada por la presencia de badenes en la calzada que disuaden a los conductores de ir a velocidad excesiva. "Es que tu acompañante te estaba dando un beso", fue la aclaración del guardia, según la conductora.

"En ese momento me quedé blanca", afirma. Siempre según su relato, en la escena apareció un hombre que empezó a hablar con uno de los guardias mientras el autor de la denuncia redactaba el boletín "durante unos 15 minutos", en el interior del coche patrulla. (Seguir leyendo)

www.farodevigo.es









No hay comentarios: