Ponemos a disposición de todos los interesados que deseen contactar con nosotros la cuenta de correo comunicacion@asextra.org , única disponible para consultas y comunicación con ASEXTRA.



viernes, 23 de enero de 2015

Las cinco conductas que más desquician a los conductores

Depende del carácter de cada uno, pero, lo que sí que es cierto muchas pesonas sufren una transformación cuando se ponen al volante. Sobre todo con el ritmo de vida actual, en el que a la mayoría de las personas les falta tiempo para realizar sus tareas del día a día y tratan de que sus desplazamientos en coche sean lo más rápidos posibles. Son muchos los que pierden los nervios ante determinados comportamientos del resto de conductores, pero ¿qué es lo que más nos saca de quicio? según indica HTMBoxes, centro del bricolaje del automóvil, hay cinco conductas que pueden hacer perder los nervios a más de uno cuando está en la carretera.

1. Tardar en arrancar cuando el semáforo ya se ha puesto en verde

Es habitual ver cómo algún conductor toca el claxon cuando el vehículo que le precede no arranca de forma inmediata cuando el semáforo se pone en verde. “Seguramente, la persona que está delante nuestro se haya despistado una décima de segundo. Sin embargo, es algo que pone muy nervioso y una situación que exaspera mucho”, comenta Elisardo Álvarez, socio fundador de HTMBoxes. Lo cierto, es que hay determinados conductores que piensan que la carretera es un circuito de Fórmula 1 y si no pueden pegar un acelerón cuando se abre el semáforo empiezan a perder los nervios.

2. Eternizarse a la hora de aparcar

Son muchos los buenos conductores, que respetan las señales, señalizan, circulan a la velocidad indicada, etc. Sin embargo, no a todos se les da bien aparcar el coche y una tarea tan rutinaria puede convertirse en el momento más bochornoso de la jornada, en el que la presión de los coches que están a la espera sólo pueden empeorar la situación. Sin embargo, a pesar de que puede ser perjudicial para todos, los conductores se desesperan cuando el coche de delante no logra encajar el vehículo en el hueco a la primera.

3. Falta de decisión en el momento de incorporarse a una autovía o autopista

La circulación es eso, circulación, movimiento, tránsito... Y la alta velocidad a la que circulan los coches en estas vías pueden llegar a amedrentar a los coches que pretenden entrar en ellas. Así, muchos conductores tardan más de lo previsible en incorporarse por miedo a sufrir un accidente. En este sentido, Álvarez apunta “es motivo de profunda queja no mostrar decisión a la hora de incorporarse a una vía”. Esa falta de indecisión, puede provocar, además, serios problemas o incluso, accidentes.

4. Circular por el carril del centro cuando existe hueco en el de la derecha

Siempre existen conductores que “olvidan” que no son los únicos en transitar por la carretera, “son los que se suelen llamar “los amos de la pista”, aquellos que piensan que la carretera es solo para ellos”, apunta Álvarez. Este tipo de conductores son los que suelen circular por los carriles del centro, cuando hay espacio en el de la derecha, obstaculizando al resto y enervando los nervios de muchos.

5. Cambiarse de carril sin avisar

“Un buen conductor siempre señalizará cuáles son sus intenciones con la suficiente antelación”, comenta Álvarez. En este sentido, otra de las causas de exabruptos y aspavientos suele ser aquel coche que, sin señalizar, se incorpora en un carril, con el fin de aparcar o girar. Esto, además, puede ser un serio problema para una correcta circulación. (Información completa)

www.larazon.es

No hay comentarios: